La doble sesión

La organización escolar es la garantía del adecuado funcionamiento de la institución para el logro de sus objetivos, donde quedan implicados todos los recursos existentes -humanos y materiales-, utilizándolos de forma racional.

En la organización de la vida de la escuela se tienen en cuenta:

  • Los objetivos estatales y los principios generales de la educación y de la dirección científica del trabajo.
  • Los objetivos del nivel y los específicos de cada grado.
  • El contenido, los métodos y estilos de dirección.
  • La creación de un ambiente adecuado en el que se desarrolle el proceso educativos.
  • La escuela como sistema abierto.
  • El papel de las organizaciones políticas y de masas en la escuela y la comunidad.
  • El protagonismo estudiantil en la toma de decisiones.

figura_46 Lo anterior pone al alumno en un colectivo organizado, lo que hace que se convierta, por sí mismo, en un individuo cortés, disciplinado, puntual, responsable, cuidadoso, bajo la atención y dirección de su profesor general integral.

La escuela debe enseñar al adolescente a organizar su trabajo, a organizar su vida personal, por tanto, la vida de la escuela Secundaria Básica Cubana, se caracteriza por una nueva organización escolar que tiene su centro en la doble sesión, entendiéndola como la articulación flexible de todas las actividades que se realizan, comenzando desde las 8:00 a.m. hasta las 5:00 p.m. En este horario se da cumplimiento al plan de estudio vigente y se desarrollan actividades extracurriculares de formación laboral, vocacional y pioneriles, revitalizando las bibliotecas escolares, los laboratorios y talleres.

En cuanto al horario escolar, se trabaja para lograr el equilibrio adecuado entre las frecuencias de las teleclases, las videoclases, los turnos de Informática y las clases frontales que imparte el profesor, lo que contribuye al cuidado y conservación de la higiene escolar. El horario escolar incluye dos recesos de 15 minutos, uno en la sesión de la mañana y otro en la tarde, además de una hora para la merienda escolar o el almuerzo, según el tipo de centro. Cada turno de clases está precedido por 5 minutos para el cambio de actividad. Durante el tiempo destinado a la merienda escolar o el almuerzo, se pueden desarrollar actividades para el descanso activo, tales como talleres de Educación Plástica, juegos de mesa, cine debates y otras actividades culturales, lo que permite la diversidad de las opciones que ofrece la escuela.

En el caso de los centros internos se tiene en cuenta la sesión nocturna con actividades docentes, culturales o recreativas, velando siempre por el cumplimiento del horario de sueño. El profesor general integral, conjuntamente con los pioneros, realiza la planificación del horario del grupo, lo que incluye el resto de las actividades concebidas en la estrategia educativa de la escuela.

Comentarios


Deja un comentario