Tamaño letra:

Estructura de Formación

La Educación Técnica y Profesional tiene como misión: Dirigir científicamente la formación inicial y continua de la fuerza de trabajo calificada de nivel medio, así como la capacitación a la población, a través de la integración escuela politécnica y de oficios - entidad laboral, como elemento dinamizador del desarrollo económico y social del país.

La afirmación de que este Subsistema de Educación se concibe como dinamizador del desarrollo económico y social del país se sustenta en el impacto de la formación profesional inicial y continua de los trabajadores, como fuerza productiva determinante del país, por lo que de sus resultados dependerá que el desarrollo económico y social de Cuba cobre cada vez más importancia, se active y estimule. En otro sentido la Educación Técnica y Profesional transmite dinamismo a través de sus actores y de los diferentes contextos donde tiene lugar, lo que permite lograr los propósitos definidos en los objetivos.

En la actualidad se desarrollan un total de 103 especialidades de la Educación Técnica y Profesional; de ellas 54 del nivel técnico medio y 49 correspondientes a obrero calificado.

                                                                       2  3

Estas especialidades, se desarrollan en función de las necesidades territoriales; además abarcan cursos de capacitación técnica a la población, esencialmente a los trabajadores de las nuevas formas de gestión no estatal.

La tendencia futura y en la medida del comportamiento de las demandas territoriales, será la reducción de especialidades, atendiendo a lo que nos plantea el Fin del Subsistema; garantizar perfiles amplios que logren una mayor empleabilidad de los graduados.

La Educación Técnica y Profesional posee como objetivo general el de formar un profesional de nivel medio portador de una cultura general y técnico profesional integral, con una actitud consecuente ante la vida, caracterizado por su compromiso e incondicionalidad con la Revolución, reflejada en valores tales como: el patriotismo, la solidaridad humana, el colectivismo, la laboriosidad, la disciplina, la independencia y la creatividad; con dominio amplio y flexible del modelo del profesional, que le brinde la posibilidad de insertarse en la vida socioeconómica del país con los conocimientos y habilidades profesionales requeridos por la profesión, que le permita enfrentar con competencia las tareas y ocupaciones de los puestos de trabajo en continuo cambio en una esfera productiva.