el modelo cubano de la escuela especial

El modelo de escuela especial en nuestro país parte de su ubicación dentro de la red escolar del Ministerio de Educación y con una proyección hacia todo el sistema nacional de educación. Se trata, en todos los casos, de escuelas estatales, de un alto reconocimiento social y prioridad en su atención, que aseguran el acceso y gratuidad para todos.

En las escuelas especiales cubanas se aplica el currículo básico de la educación general, con algunas adaptaciones curriculares que son más significativas en el caso de las que brindan sus servicios a escolares con retraso mental.

La incorporación, al igual que prácticamente todos los niños cubanos, de los escolares con necesidades educativas especiales a la organización de pioneros "José Martí", con el mismo lema, bajo el mismo propósito y con idénticos atributos, reflejan claramente nuestra comprensión de integración, inclusión y unidad.

En Cuba se le concede una particular importancia a la preparación del personal docente de la Educación Especial, de manera que todos los docentes con que contamos en estas escuelas están debidamente preparados y más del 90% de ellos son licenciados.

Otro rasgo distintivo del modelo cubano de escuela especial es la integralidad de los servicios que en ellas se presta propiciando una amplia respuesta a las necesidades de los educandos y el uso óptimo de los recursos humanos y del equipamiento especializado disponible para esta actividad. En este sentido es válido destacar la presencia de médicos, logopedas, psicopedagogos, psicólogos y pedagogos especializados en los equipos interdisciplinarios que como comisiones de apoyo al diagnóstico funcionan en todas las escuelas especiales cubanas.

Rasgos distintivos de la escuela especial


Comentarios
Para realizar un comentario debe estar autenticado en el sistema
Autenticarse Registrarse